Eventos: clausura año vida consagrada - Apostole del Sacro Cuore

Logo Apostole
Logo Apostole Small ES
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Eventos
 
"Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia" (Jer. 31,3)
 
Queridas Apóstoles

En el marco de la Clausura del Año de la Vida Consagrada con alegría comparto con ustedes la fotos de la Misa celebrada la noche del 02 de Febrero 2016 en Roma.

En este Encuentro-Clausura estaban presentes 6000 consagrados quienes mostraban sus rostros felices de vivir con intensidad su vocación.

Antes de comenzar la Misa; de los consagrados presentes fueron escogidos 24 entre hombres y mujeres de diversas formas de Vida Consagrada para llevar junto a los Cardenales y Obispos la luz como signo por ser día de la Presentación del Señor, quienes con sus lámparas encendidas esperaban al Papa que procedería a rezar  al Espíritu Santo.
De los 24 Consagrados escogidos quedó nuestra General Elba Fleita, que con fervor vivía a plenitud este momento especial.

Vivamos contentas y llenas de gratitud por nuestra vocación.
Ivis Alejos
Equipo Secretaría General


 ENCUENTRO MUNDIAL POR LA CLAUSURA DEL AÑO DE LA VIDA CONSAGRADA  

“VIDA CONSAGRADA EN COMUNIÓN”
    Vida consagrada en comunión! Esa fue permanentemente la experiencia vivida durante estos días en Roma con motivo del Encuentro por la Clausura del Año de la Vida Consagrada, convocado por el Papa Francisco y organizado y llevado adelante por la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica.

    Vida consagrada en comunión que se expresó en lo compartido como ASC (Graciela, Elba, Nidia, Rosa Maria, Milena y yo) y en lo compartido con los demás miembros de Institutos Seculares alojados en Casa Tra Noi y con las demás formas de vida consagrada en los espacios y tiempos comunes y en los espacios y tiempos particulares a nuestra forma de vida consagrada.

    Vida consagrada en comunión que se expresaba aunque todos viniéramos de distintos puntos de la tierra, habláramos diversas lenguas, vistiéramos diferentes, fuésemos de diversas formas de vida consagrada. Allí estuvimos presentes la vida de clausura y la vida activa; los Institutos Seculares y el Ordo Virginum; las nuevas formas de vida consagrada. Varones y mujeres; diversas edades, diversas razas… La universalidad de la Iglesia expresada en un pintoresco collage con un único punto en común: la sequela Christi.

    Vida consagrada en comunión expresada en los momentos de oración: la gran vigilia de apertura celebrada en la Basílica San Pedro, en cada momento de apertura y cierre de los tiempos de encuentro, en las Celebraciones Eucarísticas celebradas en Parroquias vecinas a los lugares de encuentro y en la Solemne Misa de Clausura presidida por el querido Papa Francisco.

    Vida consagrada en comunión expresada en los momentos formativos: ya sea aquellos vividos en el Aula Paulo VI como en los lugares particulares destinados a cada forma de vida consagrada.
Vida consagrada en comunión expresada en las palabras del Prefecto S.E. João Braz Card. de Aviz y en las palabras de S.E. Mons. José Rodríguez Carballo, OFM y tantos otros que con sus palabras  supieron enseñar sobre diversos temas.

    Vida consagrada en comunión expresada en los momentos de pausa y comida. Momentos que se presentaron oportunos para compartir con otras personas, para encontrarse en la mirada, en la sonrisa, en el saludo, en el preguntar de dónde sos, cuál es tu congregación o instituto… en fin… para intercambiar experiencias, para dejarnos dicho: te acompaño con mi oración.

    Vida consagrada en comunión expresada en la belleza del arte manifestada en el Oratorio “Sulle tracce della Bellezza” donde música, canto, poesía y prosa, danza pusieron de manifiesto a Dios. El espíritu también alcanzó en este momento, alturas insospechadas.

    Vida consagrada en comunión expresada en la peregrinación jubilar con motivo del Año de la Misericordia y en el pasaje por la Puerta Santa. Las Basílicas de San Pablo Extramuros, San Juan de Letrán y Santa María, la Mayor fueron el lugar de acogida para cientos de consagrados que unidos en la vivencia de la misericordia de Dios quisimos vivir la experiencia de atravesar la Puerta Santa, imagen de Jesús, que es la puerta y que nos invita a entrar por ella para sentirnos abrazados, amados, reconciliados por el Padre Dios.

    Vida consagrada en comunión expresada en la esperada y ansiada audiencia con el Santo Padre tenida en el Aula Paulo VI. Su mensaje fue claro y conciso: nos invitó a ser consagrados que vivamos la profecía, la cercanía y la esperanza. Profecía manifestada en el amor casto, en la pobreza fuerte y en la obediencia. Cercanía que permite entender y compartir los gozos y los sufrimientos de las personas. Consagrados y consagradas “prójimos”. Esperanza en una vida consagrada fecunda, fértil; que engendra hijos e hijas para la Iglesia, hijos e hijas que siguen a Jesús.

Una gracia inmensa el haber podido vivir esta experiencia como cierre del Año de la Vida Consagrada. Una invitación a dejar que Jesús se vea en los lugares y tiempos que comparto con los demás. Una gran acción de gracias por tanto don regalado por el Espíritu y por la respuesta fuerte o débil, pero respuesta al fin. Un deseo de renovar siempre el amor de Jesús.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal